El esguince de tobillo – todo lo que debes saber

El esguince de tobillo es, sin lugar a dudas, una de las lesiones más típicas ya seas deportista o no y es por eso que me gustaría dedicarle todo un post.

Cuando hablamos de un esguince nos referimos al daño sufrido en un ligamento a causa de un movimiento brusco y forzado que sobrepasa el máximo estiramiento de esta estructura.

En el tobillo se lesionan con más frecuencia los ligamentos laterales externos, sobre todo el peroneoastragalino anterior y el peroneocalcaneo.

Existen tres grados atendiendo a su gravedad:

Grado I: el ligamento sólo se distiende, se produce una elongación más allá de la máxima longitud fisiológica sin daño en las fibras. La persona puede seguir caminando con un ligero dolor o molestia. Hay veces en los que no sale ni hematoma. 1-2 semanas de recuperación. También se denomina: Leve o moderado

Grado II: se rompen parcialmente fibras del ligamento. La persona puede caminar aunque con serias dificultades y bastante dolor. Además el hematoma y la inflamación suelen salir casi de forma inmediata. Con tratamiento fisioterápico precoz se suele recuperar de 2 a 5 semanas. También se denomina: Moderado grave

Grado III: rotura total(o casi total) del ligamento. Muy probablemente necesitará tratamiento quirúrgico, es importante inmovilizarlo muy bien y requerirá de un tratamiento rehabilitador importante con una recuperación de aproximadamente 3-6 meses, dependiendo de la persona. Aquí el edema y el hematoma son importantes y la persona no podrá caminar ya que el dolor se hará insoportable y la inestabilidad de la articulación es la que hará que sea imposible el continuar caminando. También se denomina: Grave.

01

Debido a su alta incidencia, casi todo el mundo tiende a dar una opinión sobre el mismo, cómo tratarlo, tiempo de curación, etc. Muchas veces se dicen cosas muy ciertas pero otras…todo lo contrario.

Es por eso que me gustaría hablar en este post sobre lo que se suele escuchar por ahí para que podáis conocer de primera mano y con argumentos suficientes qué hay de cierto y qué es completamente falso para que nunca os dejéis llevar por malos consejos que os puedan perjudicar. Porque es verdad que, aunque se trata de una lesión no preocupante sí que puede causar muchas molestias e incluso en el caso de deportistas, limitarles su actividad física en el alto rendimiento si no se recupera el 100%.

02

Frases que oirás a menudo… ¿están en lo cierto?

“Un esguince es una mala lesión, casi mejor romperse un hueso” FALSO

Un esguince se puede considerar una lesión relativamente benigna (grado I y II) y su expectativas de recuperación total son cercanas al 100%, mientras que una rotura puede presentar múltiples complicaciones y su recuperación es más larga. Es preferible un mal esguince que una rotura, sin ninguna duda.

“Un esguince de tobillo ya no cura bien….eso ya es para siempre” FALSO

Generalmente los “esguinces mal curados” tienen dos diferentes causas:

Cicatrices en el ligamento o cápsulas engrosadas que duelen al correr o con la actividad.

Tobillos débiles a causa de una musculatura atrofiada o un defecto de la propiocepción.

Ambas causas son tratadas mediante fisioterapia, bien para buscar reducir la cicatriz afuncional o para reeducar la propiocepción y la fuerza de ese tobillo. Es posible que la cápsula quede engrosada pero totalmente funcional, con lo que más allá de la estética, esto no supone un problema.

“Correr es bueno para recuperar un tobillo tras un esguince aunque duela” FALSO

Debemos recordar que para la reactivación de los circuitos propioceptivos se precisa de un buen flujo de información aferente. El dolor impide que los mensajes exteroceptivos lleguen al circuito por lo que no se facilita la emisión de órdenes para el músculo, y con lo cual no hay recuperación.

Inhibir el dolor mediante aplicaciones de frío previo a la carrera (baños de agua+ hielo) o mediante el uso de tobillera facilita la pronta reincorporación a la actividad.

“Cuando un persona tiene predisposición a los esguinces no hay nada que hacer” FALSO

Lo que es cierto es que una vez que se ha tenido un esguince y no se ha recuperado adecuadamente, la posibilidad de volver a repetir la lesión es muy alta porque aunque se haya respetado la inmovilización y el posterior reposo, eso no asegura que el tobillo se haya recuperado totalmente a nivel cicatricial, muscular y, lo que es la clave, propioceptivamente.

Y es cierto que la pisada de cada uno y la forma del arco plantar condiciona la predisposición a tener un esguince de tobillo pero siempre se podrá reforzar y reeducar la articulación para que eso no pase. Las plantillas también ofrecen una estabilización adicional.

Una persona que haya sufrido un gran número de esguinces (generalmente por no haber resuelto adecuadamente el primero de ellos) llegará a dañar de forma irreversible el ligamento convirtiéndolo en una estructura ineficaz. La única solución posible entonces sería la cirugía para reconstruirlo.

“Nunca dejes que te escayolen un esguince” VERDADERO

La clave está en los beneficios de un movimiento relativo de los tejidos para su oxigenación y ayuda a la recuperación, lo que no permite una escayola. La velocidad de regeneración de los tejidos está relacionada directamente con el metabolismo aeróbico en el tejido lesionado, así que cuanto más se mueve la zona, se va a precisar de un mayor aporte de oxígeno y, por tanto, va a tener una regeneración mayor.

Una inmovilización total con escayola no supone más que un obstáculo para la curación del esguince de tobillo, favoreciendo las secuelas o la cronificación del mismo y facilitando que pueda llegar a convertirse en un esguince repetitivo.

En mi experiencia, he retirado muchas escayolas aplicadas en esguinces (incluso en los de grado III), y sustituyéndolas por vendajes funcionales que continúan inmovilizando el ligamento dañado pero permitiendo el apoyo y la marcha.

Hay quien opina que en algunos deportistas o en niños hiperactivos es posible dejar una escayola 4 o 5 días para asegurar el inicio de la recuperación de los tejidos en condiciones de inmovilidad total, pero yo opino que esto es completamente perjudicial e innecesario puesto que un vendaje funcional bien hecho va a permitir una buena inmovilización igualmente pero sin provocar esa debilitación perjudicial de los tejidos. Y es que un músculo que no ha estado inmovilizado puede alcanzar niveles normales tras una semana de trabajo, mientras que si ha estado inmovilizado va a precisar de, al menos 3 semanas, lo cual retarda la entera recuperación del paciente. Y más tiempo si se trata de personas mayores.

Hay que tener en cuenta que la movilización de una lesión va a tener un empeoramiento inicial del hematoma pero por lo general va a favorecer una serie de circunstancias que harán que se favorezca la regeneración con un aporte de sangre a los tejidos, aumentando el número de células inflamatorias que van a destruir el tejido dañado y a favorecer la regeneración de los nuevos.

CONCLUSIONES

1/ Si tenemos el tobillo mucho tiempo escayolado, mayor atrofia muscular y mayor pérdida de propiocepción del tobillo. Estos dos factores facilitarán que un esguince se repita con facilidad en el futuro.

2/ Si el tobillo se inmoviliza absolutamente, el ligamento se cicatrizará en una posición anárquica y poco elástica, función que no debemos eliminar del tendón y lo que hará que en un futuro tenga más probabilidad de volver a lesionarse.

3/ El hematoma producido por el desgarro del ligamento se reabsorbe mucho más lento y tiende a encapsularse, lo que retrasará la curación del mismo. Una movilización lo más pronta posible estimula este proceso de reabsorción del hematoma.

0304
 Estas son las razones más importantes por las que, a mi manera de ver y la de muchos profesionales, es conveniente no colocar una escayola y movilizar ligeramente una lesión, y digo ligeramente porque evidentemente es necesaria una disminución de la intensidad de la actividad física puesto que el tejido está dañado.

El porqué algunos médicos siguen escayolando cuando hay un esguince es algo que genera bastante controversia. Puede ser porque así se aseguran totalmente la inmovilización de la zona y se ahorran el cambiar un vendaje funcional cada poco tiempo. De todas formas, hay que decir que afortunadamente cada vez se está cambiando este aspecto y ya muchos proceden al uso de vendajes funcionales.

CONSEJOS BÁSICOS para una rápida recuperación

– RESPETA LOS PLAZOS marcados por tu fisioterapeuta o médico, la recuperación del tejido exige tiempo.

– Si el esguince te ocurre y estás lejos: NO FUERCES Y RECORRAS COJEANDO LARGAS DISTANCIAS; No hay nada peor para un ligamento recién dañado que su articulación se vea solicitada justo en ese momento que es inestable. La recuperación se multiplicará por tres y las posibilidades de secuelas (capsulitis crónica) se incrementarán.

– NO PERMITAS QUE EL EDEMA DE TOBILLO PERMANEZCA MUCHOS DÍAS: evita estar de pie largos períodos de tiempo, aplica hielo repetidas veces en el día y eleva la extremidad cuando puedas. Si el edema es rebelde las medias de compresión ofrecen buenos resultados. Reposo, hielo, compresión y elevación (RICE) son elementales.

– Si la lesión lo permite VUELVE A LA ACTIVIDAD EN CUANTO PUEDAS: natación, bicicleta, elíptica, cinta, carrera,…el tobillo necesita reforzarse. PERO NUNCA REALIZAR ACTIVIDAD CON DOLOR.

– GÁNATE LA RECUPERACIÓN TOTAL DEL ESGUINCE CON TRABAJO PROPIOCEPTIVO Y DE LA MUSCULATURA ESPECÍFICA: Puede ser aburrido pero es un seguro para el futuro.

– EL USO DE TOBILLERA: en las primeras veces que retomes la actividad física es una buena ayuda para ganar confianza, sujetar levemente el tobillo y calentar los tejidos blandos, pero su uso continuado inhibe la fuerza y la propiocepción del tobillo ya que la articulación no precisa trabajar para ganar la estabilidad. Entonces, si la usas recuerda que debes retirarla en un plazo corto de tiempo.

– VENCE LA BARRERA PSICOLÓGICA: Cuando el tobillo este recuperado y tú estés preparado para salir a correr a la montaña, hazlo con total confianza, porque vencer la barrera psicológica tras una lesión es la última parte del proceso de recuperación.

0506

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *