Dorsalgia. Dolor de espalda a nivel interescapular

Una de las consultas que más abundan en la clínica de fisioterapia en cuanto a la espalda, suele ser el dolor interescapular o como se dice coloquialmente “donde las paletillas”. El dolor lumbar también es muy frecuente pero en mi experiencia, lo es más aún el dorsal interescapular, porque a menudo es un dolor fuerte y limitante, e incluso se puede llegar a cronificar fácilmente.

Hay que saber que la zona media de la espalda la constituyen las dorsales. Normalmente no suele ser asiento de enfermedades graves pero si son afines a dolores que pueden acabar con nuestra paciencia.

Las dorsalgias se manifiestan por dolor muy preciso en la musculatura interescapular, particularmente sensible a la presión que se sitúa a un través de dedo de la línea media a la altura de T5 o de T6, o como un dolor “en cinturón”. Cualquier alteración patológica de importancia moderada a este nivel podrá comportar además un compromiso ventilatorio. Pero como digo, la mayoría de las ocasiones las dorsalgias tienen un carácter benigno.

Se entiende por dorsalgia benigna, los siguientes casos:

–   Tensión muscular: origen muscular. Es bastante frecuente su origen cervical, lo que hay que tener en cuenta a la hora de tratarlo.

–   Pequeños trastornos de la estática raquídea.

–   Artrosis poco evolucionada.

–   Traumatismos menores sin fractura.

Afecta principalmente a mujeres en la segunda etapa de su vida y son susceptibles de recibir tratamiento fisioterápico con éxito.

dorsal

 

Tratamiento: El tratamiento siempre debe ir enfocado en función del diagnostico y la sintomatología. El tratamiento de la dorsalgia se suele centrar en la dorsalgia benigna.

–   Objetivos:

  • Aliviar el dolor.
  • Mantener un equilibrio muscular agonista-antagonista.
  • Luchar frente las rigideces raquídeas.
  • Equilibrio en la biomecánica torácica y dorsal.
  • Disminuir el número de recaídas.
  • Reeducación e higiene postural.

–   Plan de tratamiento:

  • Tratamiento del dolor: Electroterapia, termoterapia y ejercicios para relajar la zona.
  • Flexibilización de la columna dorsal: técnicas y ejercicios para mejorar la libertad de tratamiento. Se lucha contra las rigideces raquídeas y los acortamientos musculares.
  • Potenciación muscular: Fortalecimiento de los músculos paravertebrales, mediante técnicas de autoelongacióny los músculos de la cintura escapular.
  • Higiene postural: Dominar una posición correcta y saber corregir la postura.

*Realizar actividad física moderada constantemente puede prevenir estos dolores tan molestos y como digo es muy importante los estiramientos y una flexibilización de la columna dorsal.

Vanessa Blanco. Fisioterapeuta colegiada AS-33/0886

© Foto con derechos reservados // Vanessa Blanco. Fisioterapeuta colegiada AS-33/0886

Pero también hay que saber que muchos problemas de espalda no son más que la expresión visible, como una llamada de atención de nuestro organismo, de que algo dentro funciona mal, concretamente un órgano o víscera que aunque no esté enfermo desde un punto de vista médico, si presenta un mal funcionamiento.

Habitualmente, nuestros órganos y vísceras mucho tiempo antes de sufrir una enfermedad pasan por una fase de de disfunción o de mal funcionamiento, cada órgano nos avisa con una serie de signos y síntomas propios  que se pueden traducir en dolores reflejos y alteraciones en nuestros músculos y articulaciones.

 

DOLORES REFLEJOS EN EL SISTEMA MÚSCULO-ESQUELÉTICO Y SUS CAUSAS:

1.- Cualquier dolor por contractura o bloqueo vertebral, se siente en el lado derecho de la zona dorsal y cervical hasta el lado derecho de la nuca. Como en el caso de la vesícula biliar, encontraremos sensibilidad a la palpación de las vértebras T4 A T7  y rigidez de la zona con la consiguiente repercusión en la región cervical baja.

2.-Un dolor muy frecuente es el que el paciente nota en la zona interescapular derecha:  el paciente siente un dolor sordo, continuo, exacerbado a veces con alguna postura, más en momentos de reposo o al final del día y rigidez dorsal matutina. Frecuentemente el dolor se mitiga, incluso desaparece en el momento de pleno estrés o actividad física y empeora con el reposo sobe todo en los días de descanso. El paciente suele buscar alivio al comprimir la zona incluso hasta hacerse daño, encontrando así una mejoría momentánea, pero siempre transitoria. Puede haber dos vertientes en esta contractura:

-De aparición brusca o intensa: En este caso siempre se relaciona con un conflicto de crispación o enfado, frecuentemente de tipo familiar. Es vital que el paciente sea consciente de la causa para la evolución positiva de la dorsalgia.

-De aparición progresiva: Menos aguda pero con una tendencia a cronificarse hasta el punto de que el paciente puede llegar manifestar dorsalgia de varios años de evolución. En este caso también, pueden existir enfados acumulados, crispación constante, pero siempre en una persona perfeccionista, introvertida y con tendencia a no limitarse ante el estrés.

3.- Tendinitis del hombro derecho: Hay tres vías de influencia del hígado sobre el hombro derecho:Cualquier articulación del cuerpo es susceptible de acumular desechos tóxicos microcristalizados, generados en el hígado. Cuando el hígado produce en exceso y el riñón no funciona lo suficientemente bien para eliminarlos, éstos se pueden acumular en cualquier articulación, pero el lugar de primera elección, es el hombro derecho.
Hay una segunda vía de repercusión del hígado en el hombro derecho,ya que el hígado en disfunción provoca un aumento de tensión y acortamiento de los músculos antepulsores y rotadores internos del hombro (redondo mayor, subescapular y pectorales), lo cual produce un desequilibro biomecánico que si se mantiene, acaba provocando tendinopatía del manguito rotador y porción larga del bíceps.
El hígado puede repercutir sobre el hombro derecho, a través de una tercera vía; provoca una rigidez de la zona dorsal media-alta que puede ser indolora, pero siempre acabará por generar una hipermovilidad e irritación de los segmentos cervicales bajos, que a su vez alteran el complejo articular del hombro.

4.- Cefaleas tensionales: Así como la vesícula, puede reflejar su disfunción en la zona izquierda de la nuca, el hígado lo hace en la zona derecha. La cefalea tensional no es más que una forma más de reflejar tensiones psicológicas internas, por carácter y por estrés. En general, las cefaleas son de origen hepático-biliar si se relacionan con enfados o crispación, debido a la ingesta de ciertos alimentos, por ayuno prolongado e incluso las que aparecen tras una larga jornada de trabajo o tras períodos o jornadas de estrés e incluso manifestada en los días de descanso.

ella dorsalgia      fisio cefaleas

 

Hay alimentos que aumentan está crispación hepático biliar, según un estudio reciente realizado por médicos y farmacéuticos realizado durante varios años, analizó a miles de pacientes con cefaleas tensionales en relación con su alimentación, comparándolos con la población sana. El resultado no dejó lugar a dudas: la relación entre alimentación y cefalea tensional era clara y se señalaron varios alimentos como generadores del dolor de cabeza: el chocolate, el café, la leche y el queso y, en menor medida, el picante y algunos frutos secos. En el caso de la leche, la relación está provocada por la manifiesta intolerancia (muchas veces ignorada) a este producto de un alto porcentaje de la población. Especialmente, muchos pacientes sienten cefaleas cuando no toman su dosis de café o chocolate habitual. Efectivamente, la cefalea tensional, es el síntoma principal del síndrome de abstinencia del chocolate y, sobre todo, del café; dura de doce a treinta y seis horas y lo ideal es que desaparezca sin tomar ninguna medicación, que no haría más que entorpecer el proceso de deshabituación e intoxicar más al hígado. El paciente propenso a cefalea tensional debería de dejar el café y el chocolate para situaciones esporádicas, y ser más estricto cuanto más estrés soporte y no tratarse con comprimidos de cafeína como he visto en algunos casos, ya que resulta contraproducente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *