Dolor Lumbar y la toma de Paracetamol. ¿Debo moverme o permanecer en reposo?

La lumbalgia es una afección muy típica (seguro que tú alguna vez has tenido algún episodio), ya que se presenta hasta en el 80% de las  personas en algún momento de la vida.

Requiere de un buen diagnóstico para establecer sus causas, y poder así hablar de su tratamiento. En el caso de los dolores de espalda se suelen recetar analgésicos, como el paracetamol, aunque este tratamiento recientemente ha sido desmentido por un estudio que afirma que es poco efectivo para el dolor lumbar.

La causa más frecuente suelen ser problemas de columna vertebral, en la mayoría de los casos no por una alteración orgánica, sino por alteraciones de la musculatura de la zona en relación con sobreesfuerzo, posturas anómalas  o por inactividad física.

dolorlumbar

Como digo, es muy importante el correcto diagnóstico para dar con la causa y poder así tratarla. No es lo mismo dolor de espalda por un dolor muscular que por una causa vertebral con compromiso del nervio u otro tipo de causa.

Quería hablaros del estudio que ha sido publicado en “The Lancet” sobre el uso del paracetamol como tratamiento. Su hallazgo principal es que el paracetamol no redujo el tiempo de recuperación en pacientes con dolor lumbar agudo mejor que el tratamiento que se aplicó con placebo. Yo siempre recomiendo a mis pacientes que sólo tomen analgésicos o antiinflamatorios si el dolor es muy intenso y limitante, para paliarlo momentáneamente, pero les dejo claro que es sólo eso, por el momento, ya que hay que atacar la que lo provoca.

Dolor lumbar agudo y paracetamol. El estudio.

El estudio fue aleatorizado, a doble ciego realizado en 235 centros de salud en Australia, desde 2009 hasta 2013. Se reclutó un total de 1652 participantes, repartidos de forma aleatoria en los grupos.

Un grupo recibió paracetamol tres veces al día como tratamiento durante cuatro semanas, otro grupo recibió paracetamol según necesidad (hasta un límite diario) y otro grupo fue el que recibió placebo, es decir, les daban una pastilla que no contenía ningún tipo de principio activo.

Los hallazgos indicaron que no hubo diferencias significativas en el tiempo de recuperación de los dos grupos que recibieron paracetamol frente a las personas que recibieron placebo.

Es decir, que da igual tomar paracetamol que una cápsula vacía, o no tomar nada: en estos pacientes, el tiempo de recuperación no fue menor en los que tomaron paracetamol, por lo que se deben replantear las recomendaciones de este fármaco en casos de dolor lumbar agudo.

parac  paracetamol

Dolor lumbar y su complejidad

La complejidad del dolor lumbar, ya sea agudo o crónico, y del dolor de espalda en general, es que muchas veces se diagnostica como “dolor lumbar inespecífico”; es decir, duele la espalda, pero no se sabe muy bien por qué.

Repito que conocer bien el tipo de problema y que haya un diagnóstico adecuado ayuda mucho a mejorar el tratamiento en los casos de dolor de espalda, tanto en casos agudos como crónicos.

Por ello es necesaria una buena valoración más allá del diagnóstico de “lumbalgia inespecífica” o “lumbalgia aguda”, puesto que esto no es más que describir los síntomas. Un fisioterapeuta especializado podrá realizar esta valoración sin problemas y llegar a un diagnóstico fisioterápico que pueda establecer el mejor tratamiento para ese dolor lumbar.

Dolor lumbar agudo y actividad física… ¿Debo o no debo moverme si tengo dolor?

dolor-de-espalda-dona10-pilates-yoga-barcelona

¡Hay que moverse siempre en la medida de lo posible! La actividad física, ya sea mantener las actividades cotidianas o bien realizar ejercicios según el dolor lo permita, sí que cuenta con apoyos para recomendarse en los casos de dolor lumbar. Y por supuesto el tratamiento fisioterápico ayudará a una pronta recuperación.

fotonoticia_20150413100728_800      99449

Esto lo quería recalcar, ya que es una pregunta muy común que me hacen los pacientes. ¿Debo realizar actividad física como caminar o mantenerme completamente en reposo? Yo siempre les digo que mientras el cuerpo te lo permita y sea cual sea tu lesión debes intentar siempre moverte, nunca estar en completo reposo. Estamos hechos para movernos, no para estar quietos. Y el cuerpo lo agradece.

De hecho, otro estudio realizado en 2010 analizó dos ensayos con pacientes, con un total de 401 sujetos experimentales, tratando de comparar la recomendación de descansar en cama contra la de mantener la actividad (ya fuera vida activa, ejercicio o tratamiento fisioterápico).

Los resultados arrojaron que era prácticamente lo mismo realizar actividad física cotidiana, ejercicio o fisioterapia, pero que sí que era mejor mantenerse activo que el reposo en cama en casos de dolor lumbar agudo y ciática. Este estudio tiene ciertas limitaciones, como señalan sus autores, pero ya da pistas de que es mejor moverse que mantenerse en cama en casos de dolor lumbar agudo, donde la fisioterapia también tiene mucho que decir, con tratamientos pasivos, terapia manual, y también con ejercicios específicos y técnicas especiales, que seguro que no se tuvieron en cuenta en este estudio…
Así que lo dicho, querido paciente con lumbalgia: deberás mantener el mayor grado de actividad que te sea posible, no permaneciendo de reposo en cama salvo que la intensidad de los dolores así lo aconseje y siempre de forma intermitente, por el tiempo más corto posible. Los estudios realizados demuestran que el reposo en cama retrasa la recuperación y facilita que el dolor reaparezca.
Después, estimado paciente: deberás intentar reemprender tus actividades, permaneciendo tan activo como sea posible, aumentando progresivamente tu nivel de actividad física en un periodo de días o semanas. ¡Así que no lo olvides!

Si tu dolor no es incapacitante te recomiendo seguir con las actividades habituales en la medida de lo posible, tanto de la vida diaria como laboral (siempre según el tipo de trabajo, claro).

Está indicado caminar, ya que el paseo favorece la recuperación y previene nuevos episodios. Se recomiendan ejercicios de fortalecimiento de los músculos del tronco y de control de la postura. Conviene evitar sobrecargar la espalda, eso sí, aplicando normas de higiene postural al realizar determinados movimientos y esfuerzos.

frio-calor1-838x285x80xX
La aplicación de calor local casero mediante mantas eléctricas u otros medios suele contribuir a aliviar la sintomatología dolorosa. En general, el frío se aplica inmediatamente después de la lesión y el calor en la reagudización de las dolencias crónicas. De igual forma se pueden aplicar masajes en la zona dolorosa.
En aquellos pacientes que han tardado más de 6 semanas en reincorporarse a sus actividades habituales, se deben iniciar actividades suaves como andar o nadar para fortalecer los músculos e iniciarse paulatinamente con ejercicios específicos para la espalda.
fisioterapia-osteopatia-villajoyosa-blog-dolor-lumbar-comun-o-lumbago-01  Dolores-de-espalda-baja-320x194
Si el dolor se acompaña de fiebre, pérdida fuerza o de sensibilidad, pérdida de peso o si el dolor no mejora transcurrida una semana, se deberá consultar con un médico quien valorará la situación mediante exploración física y la interpretación de los signos y síntomas del paciente, actuando en consecuencia y realizando las pruebas de diagnóstico necesarias, estableciendo pautas terapéuticas y derivando al especialista que considere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *