Terapia craneosacral. Tienes que sentirla

¡Hola a todos!

Hoy os quería hablar de una terapia que utilizo en muchas ocasiones y que muchos de vosotros igual no conocéis o habéis experimentado pero que quien lo prueba siempre se queda con ganas de más y le produce mucha relajación a nivel general. Os hablo del masaje craneal y se aplica como su propio nombre indica a la zona del cráneo, pero también a la cara, el cuello y los hombros y está especialmente dirigido a reducir la tensión de estas zonas, eliminar dolor y molestias que la tensión a nivel de estas zonas puedan causar.

craneo-cervical1

Y es que la tensión cervical es muy frecuente. Hay varios factores que suelen causar un aumento de la tensión en los músculos de la zona cervicodorsal, la cintura escapular y en las fascias de la zona:

*El estrés.

*Las posturas inadecuadas ante el ordenador, al estudiar o al dormir.

*Cargar demasiado peso sobre los hombros.

*Algunos movimientos bruscos.

La tensión acumulada genera la compresión de los vasos sanguíneos de la zona, originando cefaleas tensionales, somnolencia, varios tipos de neuralgias, sensación de cansancio, fatiga visual, fatiga mental, bruxismo, mareos y pérdida del equilibrio, pudiendo afectar incluso al estado de ánimo.

El masaje craneal también está indicado para eliminar los dolores de cabeza congestivos, ya que facilita el drenaje de la zona nasal, orbicular y frontal eliminando la congestión de la zona característica de enfermedades como la sinusitis.

Entonces se puede decir que cumple con el doble objetivo de eliminar la tensión y las consecuencias que de ella se derivan. Además, tiene un efecto relajante general, aportando una sensación de calma y bienestar.

El masaje craneal se realiza con diferentes maniobras de roces, micropresiones sobre la cara y las zonas temporal, occipital y frontal del cráneo. Además, el rostro se trata con rozamientos, golpecitos y otras maniobras linfáticas. Basta una sensación de 25 minutos de duración para alcanzar un estado de total relajación.

Uno de los masajes que pueden entregar una relajación profunda es combinando el masaje cervical y craneal. Generalmente una sesión dura aproximadamente unos 25 minutos y su desarrollo nos asegura un estado absoluta de relajación y paz.

craneal1

El masaje cérvico-craneal trabaja los centros de energía donde se manifiesta el estrés y la tensión, produciendo una estimulación de la irrigación sanguínea.

Este tipo de masaje está recomendado en estados de agotamiento o preocupación constante, ya que alivia la fatiga mental y el cansancio visual. Es eficaz para sobrellevar mejor el día a día de una forma muy saludable y placentera.

La técnica del masaje cérvico-craneal se fundamenta en la Osteopatía Craneal, este procedimiento de relajación no es agresiva, sino muy agradable de recibir.

El resultado del masaje cérvico-craneal es el equilibrio del Sistema Sacro Craneal que se extiende desde la columna vertebral, subiendo por el hueso sacro hasta llegar a la cabeza.

BENEFICIOS DEL MASAJE CRANEAL:

*Relaja

*Elimina el estrés

*Reduce tensiones

*Alivia la fatiga mental

*Evita insomnio, migrañas, sinusitis, vista cansada.

*Alivio de las molestias que provoca el bruxismo.

*Facilita estados de relajación inductorios al sueño.

La relajación es un estado de completo abandono del cuerpo en el que disminuyen o desaparecen las tensiones físicas o mentales.

Generalmente debiéramos ceder a los encantos de este tipo de masajes. De esta forma recuperaríamos el esfuerzo y desgaste cotidiano que tenemos durante el día.

Ocasionalmente el sueño no logra cumplir su función de descanso total y debemos recurrir a otros estimulantes para poder relajarnos y recuperarnos de tensiones o problemas que nos tienen estresados. De esta forma, podremos reanudar las labores diarias con mayor ánimo, descansados y relajados por completo.

Los fisioterapeutas denominamos a esta técnica Terapia Craneosacral…y a continuación te explico un poco el porqué de este nombre:

Primero decir que es una terapia tan suave y segura que es apropiada para personas de todas las edades, desde ancianos hasta niños y bebés, así como durante el embarazo y posparto, después de una operación, un accidente o en condiciones de fragilidad.

terapia_craneosacral      cranio03

¿CUÁL ES LA RELACIÓN ENTRE EL CRÁNEO Y EL SACRO?

Anatómicamente el cráneo y el hueso sacro (hueso triangular situado al final de la columna lumbar y entre los dos huesos iliacos con los que forma la pelvis) están conectados entre sí a traves de la duramadre, que es una de las tres meninges que recubren el cerebro. La duramadre envuelve el encéfalo asegurando su posición dentro del cráneo y dándole protección, y se continua hacia abajo recubriendo la médula espinal hasta insertarse en el el sacro y en el coxis. craneosacral

Todas estas estructuras junto con el líquido cefalorraquídeo y los huesos del cráneo, dan lugar al sistema craneosacro. El líquido cefalorraquídeo se forma y discurre dentro de todo este sistema, moviéndose impulsado como una especie de “bomba hidraúlica” por medio de cambios de presión, dando lugar durante las fases de llenado y vaciado a pequeños movimientos entre los huesos del cráneo.

 

EL RITMO CRANEOSACRO

Este bombeo de líquido cefalorraquídeo es el que percibe el fisioterapeuta con sus manos, semejante al ritmo cardíaco o respiratorio, pero mucho más lento y sutil, al que se denomina “ritmo craneosacro o movimiento respiratorio primario”.

En condiciones de salud, el ritmo craneosacro se siente con unas características determinadas de frecuencia, amplitud, vitalidad, etc.; que pueden verse alteradas en presencia de enfermedad, en el sentido más amplio de la palabra; como por ejemplo tras un golpe físico, en presencia de tensiones, o si existen problemas emocionales (sobre todo después de un trauma emocional intenso).

¿CÓMO ES UNA SESIÓN DE TERAPIA CRANEOSACRAL?

Durante la terapia craneosacral, con la colocación de forma muy suave de las manos en el cráneo principalmente, escuchamos cómo es el ritmo, detectando si existen cambios en sus características y si los huesos del cráneo se mueven de forma sincrónica o si de lo contrario hay alguna restricción o traba en su movimiento como consecuencia de la tensión en los tejidos intracraneales.

A través de pequeñísimos estímulos manuales ayudamos a que estos  tejidos intracraneales suelten sus tensiones al estimular su movimiento.

La intención de esta terapia es que al liberarse y equilibrarse las tensiones dentro del sistema y del organismo en general, el ritmo craneosacro recupere la normalidad.

terapia craneosacral

¿EN EL TRATAMIENTO DE QUÉ PATOLOGÍAS ES SOBRE TODO EFECTIVO?

El tratamiento, por su suavidad y por actuar directamente sobre el Sistema Nervioso regulando su actividad y la de otros sistemas con los que está directamente relacionado (musculoesquelético, respiratorio, vascular…), disminuye el tono muscular y resulta profundamente relajante.

Se puede utilizar la terapia craneosacral como tratamiento principal o también como complemento de otras técnicas.

¿EN QUÉ TE PUEDE AYUDAR LA TERAPIA CRANEO-SACRAL?

Al tratarse de una terapia global de todo el cuerpo, puede ayudar a las personas con casi cualquier condición, incrementando su vitalidad y permitiendo utilizar sus propios recursos de autocuración.

Estos son, entre otros muchos, algunos de los problemas de salud más comunes de los que puede beneficiarse con la Terapia Cráneo-sacral:

• Dolor de cabeza• Alteraciones de la ATM (problemas mandibulares)• Ansiedad• Dolores articulares• Problemas postparto (madre y bebé)• Esguinces cervicales• Parálisis cerebral

• Dificultad en el embarazo

• Trastornos de la succión y  respiración en bebés

• Autismo y trastornos de la conducta

• Estrés y depresión• Ciáticas• Traumatismos craneales• Hiperactividad• Insomnio• Lumbago• Migrañas

• Neuralgias

• Parálisis facial

• Problemas digestivos

• Secuelas de accidentes

• Sinusitis

• Zumbido en los oídos

Después de haberos comentado todo esto quería mencionar también la técnica osteopática craneosacral, que aparte del masaje los fisioterapeutas usamos también y son conceptos un poco diferentes.

craneocervical2

Para que os familiaricéis y podáis entenderlo mejor primero tengo que explicaros en qué consiste la osteopatía:

La osteopatía es una terapia manual de carácter holístico cuyo diagnóstico y tratamiento se basa en la evaluación de las restricciones de movilidad de las distintas estructuras del organismo y su repercusión sobre el resto del cuerpo. Básicamente, nos enfocamos en el concepto de hiper e hipomovilidades. Tenemos que imaginar al organismo como una gran fábrica con muchos trabajadores. Si un trabajador o un grupo de trabajadores se dan de baja, el resto de sus compañeros deberán asumir el trabajo de los demás, por lo que éstos acabarán  más cansados, doloridos, etc. En nuestro cuerpo sucede lo mismo. Cuando una estructura se encuentra en disfunción, se bloquea y limita su movilidad, obligando al resto del organismo a compensar y trabajar más (hipermovilidad), apareciendo entonces la sintomatología (tendinitis, inflamación, dolor). La osteopatía, por tanto, busca la causa, el porqué de las cosas, y no se queda en la capa superficial, la sintomatología.

Esta disciplina terapéutica se apoya en tres pilares fundamentales:

  1. Osteopatía estructural: consiste en la evaluación y tratamiento de las disfunciones biomecánicas del sistema músculo-esquelético (huesos, músculos, tendones, ligamentos…).
  2. Osteopatía visceral: consiste en la evaluación y tratamiento de las disfunciones de los órganos y las vísceras.
  3. Osteopatía craneal(la que aquí nos incumbe): consiste en la evaluación y tratamiento de las disfunciones y restricciones de movilidad de los huesos craneales.

¿Y QUÉ ES LA OSTEOPATÍA CRANEAL?

La osteopatía craneal, como hemos mencionado anteriormente, se basa en la evaluación y tratamiento de las restricciones de movilidad de los huesos del cráneo. Y es que, por si no lo sabíais, los huesos del cráneo tienen capacidad de movimiento, no constituyen una estructura rígida como se creía clásicamente. De todas formas no debemos entender la movilidad del cráneo como la de cualquier otra articulación, como el codo o la rodilla. Asumir que el cráneo se mueve es saber que anatómicamente los huesos del cráneo están diseñados para deslizarse el uno sobre el otro, cuya suma de movimientos otorga  la capacidad de expansión y contracción a esta estructura.

craneal2.jpgc

El padre de la osteopatía craneal es William Sutherland. Durante su carrera, se dio cuenta de que el cráneo estaba formado por la unión de varios huesos, y estudió la anatomía de los mismos, deduciendo así que la única explicación posible era que estuvieran diseñados para deslizarse el uno con el otro, y no ser una estructura rígida.

La lógica y los años de estudios llevaron a Sutherland a deducir que el cráneo debe ser flexible para asumir las presiones y tensiones a las que está sometida, cumpliendo así la función para la que está hecha, la protección del cerebro. Sutherland denominó a este movimiento “movimiento respiratorio primario”. Fue entonces cuando comenzó a manipular dichos huesos mediante técnicas y a observar cuales eran los efectos sobre el organismo, estableciendo así las bases de lo que luego constituiría toda una disciplina terapéutica.

Se ha deducido tras muchos estudios que existe una relación con las ondas de Traube-hering- Mayer ( movimiento vascular) y la fluctuación del líquido cefalorraquídeo desde su nacimiento en el sistema ventricular funcionando como un sistema hidráulico semicerrado.

cervico-craneal-masaje

MOVIMIENTOS DEL CRÁNEO

A nivel global, distinguimos dos grandes movimientos. En una primesa fase, los huesos del cráneo tienden a realizar una flexión, donde todo el cuerpo tiende a realizar una rotacion externa. Se produce un aumento del diámetro transversal del cráneo, y una disminución del diámetro anterioposterior. En la fase de extensión, sucede el movimiento contrario. El cuerpo tiende a realizar una rotación interna, con  una disminución del diámetro transverso y un aumento del diámetro anteroposterior.

Este tipo de técnicas destacan por la sutilidad en su palpación y ejecución.

Cabe destacar el potente efecto a nivel de sistema nervioso central de todas las técnicas craneales, produciendo una relajación de las membranas de tensión recríproca, su efecto potente sobre la glándula hipófisis alojada en la silla turca del esfenoides, y provocando una gran relajación del tono muscular.

craneo-cervical

BENEFICIOS DE LA OSTEOPATÍA CRANEAL 

Durante la sesión llevará a cabo una valoración de las restricciones de movilidad de los huesos del cráneo, y aplicará una serie de técnicas para restaurar la normalidad del mismo, permitiendo así un correcto funcionamiento del sistema nervioso central y periférico. Con ello, se conseguirá una mejora de la circulación, de la transmisión de impulsos, normalización del tono muscular, mejora del metabolismo, liberación de estructuras, etc.

Como ya sabemos, nuestro organismo constituye un todo unificado a través del sistema fascial, conectado e integrado. Por ello, incluso tensiones en la articulación del cráneo constituida por el hueso esfenoides y el hueso occipital (articulación esfenobasilar) pueden ocasionar un estrés a nivel de la duramadre que genere por tensiones una escoliosis.

Yo, como fisioterapeuta combino las técnicas de osteopatía craneal con las de masaje craneal, dando muy buenos resultados. Os animo a que probéis como pacientes y lo sintáis de primera mano. Y recordar que para cualquier pregunta podéis conectar con un fisio a través de nuestra web: www.fisio-online.com.

Un comentario en “Terapia craneosacral. Tienes que sentirla

  • Soy Patologa Habla. Tiene referencias de journals donde se evidencie el efecto beneficio de esta terapia para Deficit de Atencion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *